Mon-Fri 09.00 - 17.00 1.800.456.6743


5. Junio 2017

Càrniques Celrà S.A. empieza a exportar a China y levantará cuatro almacenes con capacidad para guardar hasta 18.000 toneladas de cerdo congelado

 

Càrniques Celrà SL, invertirá 18 millones de euros (MEUR) entre este año y el próximo para ampliar la empresa, doblar su superficie y creará 50 nuevos puestos de trabajo. El grueso de la obra serán cuatro grandes almacenes frigoríficos con capacidad para guardar hasta 18.000 toneladas de producto congelado.

La cárnica gerundense ha obtenido recientemente la homologación para exportar a México y en China, e impulsará las exportaciones hacia ese país asiático. De hecho, diariamente ya envía hasta una quincena de contenedores por vía marítima. “Su cultura culinaria aprecia mucho los pequeños y subproductos como huesos, orejas, pies y manos, que se venden en los mercados de plaza”, concreta el director general de Càrniques Celrà SL, Xavier Roca. La empresa cuenta actualmente con 237 trabajadores y cerró el ejercicio facturando 224,53 MEUR. Càrniques Celrà SL, pertenece a la compañía Olot Meats Group, que también agrupa Càrniques Juià y el matadero de la Garrotxa. En global, el grupo tiene 1.200 empleados y factura 600 millones de euros.

Càrniques Celrà sl, es el reflejo del músculo de la industria cárnica en las comarcas gerundenses. Especializado en cerdo -como el resto del grupo- la empresa de despiece procesa actualmente 5.000 animales diarios. La planta ocupa 13.217 metros cuadrados en el polígono industrial del municipio, una superficie que dentro de un año se doblará cuando entre en funcionamiento la ampliación que ya toma cuerpo junto a las instalaciones actuales.

La nueva nave supone una inversión de 18 millones de euros y en estos momentos ya se ha terminado el 60% de la obra civil. En el interior habrá cuatro grandes almacenes frigoríficos, con capacidad para 12.000 palets, que permitirán guardar un stock de hasta 18.000 toneladas de producto congelado.

Aparte, también se construirá un nuevo túnel de congelación a -40 ºC, exclusivamente para cerdo encajado, con capacidad para refrigerar 60 toneladas de producto al día. La obra se complementa con una nueva sala de envasado, que será donde trabajarán los 50 nuevos empleados que contrate la cárnica gerundense.

Simulación Càrniques -Celrà -SL, - 2018
Simulación Càrniques -Celrà -SL, - 2018

Simulación Càrniques -Celrà -SL, - 2018
Simulación Càrniques -Celrà -SL, - 2018

Entrada en México y en China

La ampliación, que se prevé terminar a mediados 2018, tiene un claro objetivo detrás: aumentar el potencial exportador de Cárnicas Celrà. La empresa, que ya vende en el exterior hasta el 80% de la producción, recientemente ha recibido la homologación para exportar a México y en China. Y es precisamente hacia ese país asiático donde la firma quiere incrementar hay cuota de mercado.

La cocina china aprecia mucho los pequeños y productos básicos como los huesos, las orejas, los pies y las manos del cerdo. “Sobre todo, se venden en mercados de plaza de ciudades como Shanghai o Pekín”, concreta Xavier Roca. Además, el mercado asiático también demanda otras partes del animal, como las costillas, el jamón o los hombros.

Para hacerse una idea del volumen de negocio que mueve China, sólo hay que mirar las estadísticas de negocio de la cárnica. Este 2017, una de cada tres ventas al exterior de Cárnicas Celrà (en concreto, el 33,4%) se hacen en este país asiático. De hecho, la firma ya envía diariamente hasta quince contenedores hacia China por vía marítima (cada uno de ellos, con 25 toneladas de carne de cerdo).

“Una vez tengamos listos los almacenes, esto nos permitirá gestionar los pedidos con más flexibilidad”, indica el gerente. “Para vender a países lejanos como China, Japón o Taiwán es necesario que la carne se congele, porque de esta manera aguanta hasta dos años, en fresco y al vacío, no va más allá de los 21 días y ni siquiera soportaría el viaje “, añade Roca.

 

La empresa, que ya vende en el exterior hasta el 80% de la producción, recientemente ha recibido la homologación para exportar a México y en China.

La ampliación, tiene un claro objetivo: aumentar el potencial exportador de Càrnicas Celrà. SL

Más de sesenta países

La cartera de países donde exporta Cárnicas Celrà es amplia e incluye más de sesenta. Aparte de los ya mencionados, entre los principales se encuentran, por ejemplo, Canadá, Nueva Zelanda, Vietnam Filipinas, Hong Kong o Sudáfrica, aparte de todos los europeos (encabezados por Francia, Hungría, Polonia e Italia).

Y si la empresa gira los ojos hacia Asia, en paralelo también decanta mirada hacia el otro lado del Atlántico. De hecho, Xavier Roca precisa que haber obtenido la homologación para exportar a México les abre muchas posibilidades. “Debemos tener en cuenta que es el tercer país del mundo que importa más carne”, subraya el director general de la cárnica.

Un gran grupo cárnico

El año pasado Cárnicas Celrà vendió 130.531 toneladas de carne de cerdo y cerró el ejercicio con una facturación de 224,53 millones de euros. La empresa es una de las tres patas de la compañía Olot Meats Group, que en global tiene 1.200 trabajadores e ingresó 600 millones de euros durante 2016.

El embrión del grupo fue Cárnicas Juià, fundada en 1987. Procesa 8.000 cerdos diarios y tiene una plantilla de 550 personas. El año pasado vendió 146.956 toneladas y facturó 260,5 millones de euros. Tanto Celrà como Juià centran la actividad en despiezar los cerdos ya sacrificados, buena parte de los que les llegan del matadero de Olot (donde el grupo tiene el 70% de la propiedad). El año pasado, desde estas instalaciones -bautizada como Olot meatos- se mataron 2,3 millones de animales y se facturaron 25 millones de euros.

Celrà concentra las inversiones

La nueva nave que se añadirá a la actual de Cárnicas Celrà será un revulsivo para la empresa gerundense. Pero no el único. De hecho, Olot Meats Grupo centrará las inversiones de los próximos años en esta planta de despiece. “Tenemos suficiente parcela para continuar creciendo y si el negocio sigue esta línea, seguramente levantaremos una nueva sala de despiece”, avanza Xavier Roca. Esta obra se plantea con el horizonte 2019 hasta 2020.

Información publicada en: www.diaridegirona.cat